Derechos y deberes de los ciudadanos

Derechos y deberes de los ciudadanos

A- Cerca de los derechos civiles y políticos la Constitución establece los derechos sociales

Titulo I (art. 13 – 28) que tienen valor de programa político-social para manejar la sociedad italiana en dirección de objetivos de igualdad sustancial: * Inviolables son la libertad personal, el do micilio, el secreto de la correspondencia. * Todos los ciudadanos tienen los derechos:

  1. a circular y residir en cualquier parte del País;
  2. a reunirse pacífi camente y sin armas;
  3. a asociarse libremente para fi nes no pro hibidos por la Ley;
  4. a profesar libremente su propia fe religiosa en forma individual o colectiva; la fi nalidad de culto de una asociación hace que su constitución sea libre de gravámenes fi scales;
  5. a manifestar libremente su pensamiento por medio de la palabra, por escrito o por cualquier otro medio de difusión; 6. a acceder a los tribunales para la defensa de sus derechos y de sus intereses legítimos.
  • Es prohibido privar un ciudadano de la capacidad jurídica, de la nacionalidad, del nombre, del juez natural establecido por la Ley y imponer prestación personal o patrimonial sino en virtud de lo dispuesto en la Ley.
  • Se puede admitir la extradición de un ciudadano solo si expresamente prevista por convenciones internacionales.
  • La responsabilidad penal es personal; el acusado no puede ser considerado culpable antes de la sentencia condenatoria fi nal; es prohibida la pena de muerte.
  • Los funcionarios del Estado y de las entidades públicas son responsables por actos cometidos en violación de cualquier derecho.

B.- De las relaciones ético-sociales:

Titulo II (art. 29 – 34). Los derechos del ciudadano son además reconocidos y tutelados no solo con referencia a cada uno de los individuos, también en la formación social en la cual se desenvuelve su actividad, principalmente en su familia.

  • Se reconoce los derechos de la familia como sociedad natural basada en el matrimonio, el cual se rige sobra la base de la igualdad moral y jurídica de los cónyuges.
  • Es deber de los padres mantener y educar a los hijos, incluso a los nacidos fuera del matrimonio; aunque estos hijos tienen plena protección jurídica y social por parte del Estado Italiano.
  • La República protege la maternidad, la infancia y la juventud y dedica atención especial a las familias numerosas a través de medidas económicas.
  • Asimismo se protege la salud de cada ciudadano como derecho fundamental del individuo y se garantiza la asistencia gratuita a los indigentes.
  • La escuela está abierta a todos. La enseñanza primaria e intermedia (de la durada de ocho años) es obligatoria y gratuita. Para las personas carecientes de medios económicos con capacidad y méritos el Estado italiano favorece la continuación de los estudios a los grados más altos mediante becas, subsidios a la familia y otras medidas.
  • Tanto las entidades como los individuos tienen derecho a fundar escuelas e institutos de educación. La Ley fi ja las obligaciones de las escuelas no estatales que soliciten la paridad y garantiza plena libertad y paridad. Se instituye un examen de Estado para la terminación de varios estudios y grados de escolarización, incluido el examen de habi litación en orden al ejercicio profesional.

C.- De las relaciones económicas:

Titulo III (art. 35 – 47). Es deber de la República remover los obstáculos de orden económico y social, que limitan la libertad y la igualdad de los ciudadanos, impidiendo el pleno desarrollo de las personas humanas y la efectiva participación de todos los trabajadores a la organización política, económica y social del País.

En este sentido van interpretados los reconocimientos del derecho al trabajo y la subordinación de la propiedad y de la iniciativa privada a los intereses colectivos.

La República protege:

  1. el trabajo en todas sus modalidades y aplicaciones y tutela el trabajo italiano en el extranjero. Reconoce la libertad de emigración salvo las obligaciones de Ley; cuida la formación profesional de los trabajadores y favorece los acuerdos para consolidar los derechos al trabajo. El derecho de huelga se ejerce en el ámbito de las leyes que lo regulan.;
  2. la remuneración del trabajador, que debe ser proporcionada a la jornada y calidad de su trabajo, y, al mismo tiempo, sufi ciente para asegurar a el y a su familia una vida decorosa. Duración máxima de la jornada de trabajo, descanso semanal y vacaciones anuales pagadas son derechos a los cuales el trabajador no debe renunciar;
  3. el trabajo de los menores con normas especiales y aquello de las mujeres, garantizando los mismos derechos y la misma re tribución del hombre, a igualdad de trabajo. Las condiciones del trabajo deben permitir a la mujer el cumplimiento de su misión familiar esencial y asegurar a la madre y al niño una protección adecuada;
  4. todo ciudadano incapaz de trabajar y des provisto de los medios necesarios para vivir; el Estado tiene el deber a su sustento y asistencia social y a garantizar los medios de subsistencia a todos los trabajadores en caso de accidente, enfermedad, invalidez, ancia nidad y desempleo involuntario;
  5. el derecho de los trabajadores a colaborar con la gestión de las impresas, dentro de los limites de Ley, con la fi nalidad de elevar el nivel económico y social del trabajo;
  6. el ahorro en todas sus formas; controla el ejercicio del crédito; favorece el acceso al ahorro popular a la propiedad de la vivienda, a la propiedad agraria directa y a la inversión directa e indirecta en los grandes complejos productivos del País;
  7. y favorece el desarrollo del artesanado. Continúa en las próximas ediciones.

Giuseppina Fadda

Categories: 

Otras Noticias Relacionada